Buscando partida...

Análisis Grand Theft Auto V. PlayStation 4

Por

UPS! ROCKSTAR LO HIZO OTRA VEZ! 

Grand Theft Auto V es uno de los videojuegos más famosos de la historia. Ostentando records de ventas jamás registrados en la industria del entretenimiento, records Guinness, así como una reputación y pedigree que trasciende generaciones, la última entrega de Rockstar Games habla más de un fenómeno cultural, que de un simple videojuego. Es que con el radical salto que dio la saga en GTA III, los estándares de diversión, libertad y escala en los videojuegos nunca volvieron a ser los mismos. Desde entonces, Rockstar North ha encontrado la forma de forzar los límites del hardware y lo socialmente aceptable, negando cualquier dejo de impavidez a jugadores, padres o políticos.

GTA V fue – junto a The Last of Us –  la última sorpresa AAA de la pasada generación. Ahora que Los Santos se yergue por primera vez en PlayStation 4 y Xbox One. ¿Podrá llegar aun más alto o se tratará sólo de un poco de estuco sobre su fachada?. Dado que en Linkers no tuvimos la oportunidad de revisar el lanzamiento original, te ofrecemos una completa review de este juego, obviamente sin spoilers.

gta-v (1)

HISTORIA

A diferencia de las entregas anteriores, en GTA V el jugador asume el control de tres personajes principales; Michael de Santa, Franklin Clinton y Trevor Philips. Cada uno de ellos tiene su propia personalidad, pasado, habilidades especiales y misiones, diversificando el espectro narrativo asociable comúnmente a los videojuegos. No, no se trata de un caso en el que un gran protagonista se ha diluido para dar cabida a otros dos personajes; no, cada uno de ellos es distinto e importante, susceptible de ser amado u odiado por el jugador.

Además de diversidad, esta trifecta beneficia la progresión narrativa del juego, pues las interacciones entre cada uno de estos personajes, crean arcos que nunca llegan a parecer relleno; Así, el pasado crea roces en el presente y estos se transforman en obstáculos u oportunidades para las agendas  de Michael, Trevor y Franklin. El dicho dice “dos son compañía, pero tres son multitud” y la historia de Grand Theft Auto V gira en torno a un precario equilibrio criminal; a ratos la banda parece consolidarse, pero luego amenaza con explotar a la más mínima provocación.  Cómo gestiones los altos y bajos de esta relación, incidirá en el final del juego.

Si algo caracteriza el trabajo de Rockstar North, es su capacidad para crear situaciones y personajes atractivos, ya sea que estos formen parte de la historia principal o sean sólo momentos e individuos que existen para dar vida a la inmensa ciudad donde transcurre la trama. Quizás gracias a un rico bagaje en novelas, films y shows de televisión, los desarrolladores han sido capaces de crear un exquisito arsenal de instantes que parecen sacados de las mejores películas de acción, comedias e inclusive reallity shows. Por lo mismo, la historia de Grand Theft Auto V te parecerá a ratos muy familiar o reconocible, pero gracias a la excelente ejecución y la atención puesta en los detalles, jamás sentirás que estás jugando un refrito o algo prefabricado.

grand-theft-auto-v-playstation-4-ps4-1415118562-025

JUGABILIDAD

Jugar la última entrega de GTA es una experiencia totalmente libre. Obviamente hay misiones pre-diseñadas, sujetas a normas y objetivos, pero fuera de ellas puedes hacer lo que quieras; puedes manejar, nadar, recoger desechos nucleares con un submarino, descender desde una montaña en una BMX, volar un avión comercial o un jet militar, tirarte en paracaídas, destruir la ciudad, hacer yoga, comprar por internet o sentarte a ver televisión, entre muchas otras. Cada actividad que hagas se siente natural, pues Los Santos, más que ser un gran puñado de etapas o niveles, es una ciudad hedonista y caótica que ruega por ser explorada metro a metro.

Grand Theft Auto V viene configurado con una mecánica de disparo asistido que te permite apuntar entre objetivos con sólo un botón, priorizando la efectividad por sobre la precisión. Más que un facilismo para atraer a jugadores casuales, esta mecánica es un regulador activo de la dificultad del juego, reduciendo las posibilidades de que debas repetir innecesariamente una misma sección una y otra vez. De todas formas, si eres un purista puedes deshabilitar este función, así como otros indicadores del HUD.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=ow3Jkts2-_E[/youtube]

La cantidad de vehículos es sorprendente y cada uno se maneja de forma distinta. Por ejemplo, los 4×4 y camiones no podrán tomar las curvas de forma abrupta como lo haría una moto o un coupé, pero sí podrás atravesar un bloqueo de la policía sin problemas. No obstante, ya sea que te unas a una carrera ilegal por las calles de “LS”, o quieras echar mano a tu metralleta para repeler los disparos de los jeeps militares que te persiguen por el desierto, Rockstar ha refinado el manejo al mitigar cualquier fallo de programación o física errática asociada a la conducción.

Con la llegada de GTA V a la octava generación de consolas, Rockstar no sólo apostó por un makeover gráfico, sino que ha introducido un modo en primera persona que puede llegar a cambiar sustancialmente cómo se juega este título. En primer lugar, este nuevo modo te permite ver con mayor detalle el mundo virtual del juego al resaltar las nuevas mejoras gráficas (por ejemplo, el interior de los vehículos). En segundo lugar, el control sobre los disparos aumenta dada la cercanía y finesa del movimiento de la retícula a través de la pantalla. No obstante, lo más interesante de este modo en primera persona es que aumenta considerablemente el nivel de inmersión. Nunca antes desatar el caos sobre la ciudad se había sentido tan fruto de nuestros impulsos destructivos; cada arma, auto o NPC se sienten como instrumentos, no del sandbox de GTA, sino de nuestra propia locura. Con todo, manejar en este modo puede llegar a resultar algo complicado, dada la sensibilidad de los controles y la abrupta diferencia de escala perceptible al pasar de primera a tercera persona y viceversa.

gta-v

GRÁFICOS.

Este título ya se veía increíble en PS3; la arquitectura, las texturas, las animaciones y la iluminación, muestran un nivel de cuidado artístico y proeza técnica, que hacen difícil de creer que pudiesen ejecutarse en la escala que Grand Theft Auto V lo hizo. Entonces ¿Qué hay de nuevo? Además de los 1080p a 30 cuadros por segundo (versus los 720p a un frame rate variable) el nuevo GTA V ofrece una mayor densidad decorativa en cuanto a plantas, animales y NPCs. Asimismo, la animación del agua y las partículas (tierra, polvo, etc) se ha complejizado para crear ambientes más dinámicos. Del mismo modo, los rostros de los personajes son más detallados, entregando aun con mayor fidelidad sus líneas. Finalmente, se ha incorporado un campo de visión panorámico, complementado con una profundidad de campo (desenfoque) pronunciado, que otorgan una visual más cinematográfica al juego.

¿Se siente como un juego nuevo? No. Aun cuando las mejoras son apreciables ya desde el prólogo en la nevada Ludendorff, luego de una hora de juego todo se siente como la vieja Los Santos. La llegada de GTA V a la octava generación de consolas, es prueba de que Rockstar podría pecar de cualquier cosa, menos de conformismo. Cada mejora en esta área, resalta la ya impecable dirección de arte, en lugar  de entregar argumentos para sostener que esta es “la forma en la que este juego debió haberse jugado”.

Algo que aun no se resuelve, sin embargo, es la escasa interacción de los NPCs sin la provocación del jugador. Pareciera ser que en esta jungla virtual los peatones no se empujan, nadie le roba a nadie, no hay accidentes de tránsito o caos, a menos que el jugador golpee o mate primero… bueno, la mayoría de las veces. Las ciudades no funcionan así y GTA (y sus policías), pese a estar en la cúspide, necesita entornos aun más vivos.

gta-v (2)

SONIDO

Grand Theft Auto siempre ha brillado por la calidad en las interpretaciones y su quinta entrega no es la excepción. Desde los acalorados diálogos entre Trevor, Michael y Franklin hasta los estúpidos monólogos de las chicas snobs que pululan en bikini por Los Santos, cada línea es entregada con la emoción e intensidad requeridas según la situación. Lo mejor de todo es que estas excelentes performances no se reservan para las cutscenes como en otros videojuegos, sino que pueden escucharse en situaciones aleatorias, aumentando la humanidad de los personajes y la veracidad de la experiencia de juego.

El soundtrack de cada entrega de Grand Theft Auto es un homenaje a la cultura pop, dejando claro que la música y los videojuegos, son expresiones artísticas transversales y necesarias. Rock, Hip Hop, Indie, Techno, Country, Funk y música latina son sólo algunos de los géneros que encontrarás repartidos en las 17 radios que hay en el juego, de cuyos listados es probable que salga una de tus nuevas canciones favoritas. Además, el formato de emisora introduce locutores que le ponen a un más onda a lo que escuchas (¡Grande Don Cheto!). Finalmente, tanto para PS4 y Xbox One se han agregado 162 nuevos temas, lo cual es una excelente noticia para quienes ya hemos jugado este título por meses.

La mezcla de sonido es impecable, especialmente con una salida sorround; los sonidos están bien grabados y utilizados de forma orgánica, dando un sentido de espacio y profundidad. Además, GTA V cuenta por primera vez con una banda sonora que acompaña las misiones y otros momentos de tensión, agregando una nueva capa a su impecable presentación sonora.

gta-v (3)

INNOVACIÓN

Además de una épica experiencia individual, Rockstar elevó la vara aun más con GTA Online, una experiencia en la que hasta 30 jugadores (PS4/Xbox One/PC) pueden convivir en Los Santos de forma paralela. Además de todas las actividades que la ciudad ofrece en la campaña principal, la modalidad online cuenta con miles de trabajos creados por la comunidad, así como misiones pre-programas que otorgan un sentido de progresión a tu carrera delictual.

GTA V en la nueva generación de consolas pudo haber sido un simple upgrade visual y no hubiese estado mal, ya que la materia prima es excelente. No obstante, Rockstar apostó por llevarlo al siguiente nivel y darle algo más a los fanáticos por su dinero; desde grandes cambios (como el modo FPS, el soundtrack extendido, la posibilidad de exportar tus ampones de GTA Online, así como convertirte en animales gracias al peyote) hasta pequeños tweaks como el juego de luces que hará tu DualShock cuando te persiga la policía, configuran un lanzamiento de primer nivel.

Hoy no existe juego que se le compare en términos de ambición y resultados. Ya sea que sigas enamorado de este título (tanto off como online) o hayas cometido el error de no jugarlo antes, GTA V para la octava generación de consolas es un lanzamiento que no puedes dejar pasar. Claro, sí ya tuviste suficiente de Los Santos durante 2013, adquirir nuevamente esta obra maestra queda a tu discreción… pero créeme, “excusas” sobran.

(Al cierre de esta edición, GTA Online presentaba problemas de estabilidad proyectados a ser resueltos con un parche del 22 de noviembre de 2014).

2716419-trailer_gtav_fp_201411j04

LO BUENO: 

  • Inmersiva, divertida y potente historia, llena de personajes, diálogos y situaciones memorables.
  • Jugabilidad refinada y accesible, tanto en combate como durante la conducción.
  • Una ciudad llena de actividades disponibles al libre albedrio.
  • Excelente presentación gráfica, para una escala y visión que resulta increíble.
  • Actuaciones de primer nivel, que dan vida al juego.
  • Soundtrack para todos los gustos, con más de 240 canciones licenciadas.
  • Ambicioso modo multiplayer, que entrega un enorme replay value.
  • Gran cantidad de nuevo contenido para la nueva generación.

LO MALO:

Rockstar pudo haberle dado aun más vida a los NPCs de Los Santos en esta nueva generación, pero quizás pensar en ello sea sólo gula de un jugador ya satisfecho.

[spacer color=”DEDEDE” icon=”Select a Icon” style=”1″]

Si van a robar… hagámoslo todos juntos ;D. 

http://es.socialclub.rockstargames.com/crew/linkerscl

1362 Visitas

Sin categoría
Compartir
Sitio desarrollado por Diego Orellana G.